Consejos para reducir el porcentaje de grasa corporal



La grasa corporal es necesaria, no sólo es parte de un cuerpo sano, sino también de un cuerpo estético. Una vez aclarado lo anterior, podemos entender que muchas personas, hombres y mujeres deseen tener un porcentaje de grasa saludable, por debajo de los común. Pero, ¿por qué es común (no necesariamente saludable) tener un porcentaje de grasa elevado?

Bueno, las razones son muchas. Desde el hecho de que el almacenar como grasa corporal la energía en exceso que consumimos a través de nuestra dieta es parte de un mecanismo de supervivencia, hasta los hábitos alimenticios actuales que dan como resultado alimentos menos nutritivos, pero más atractivos y sabrosos. El uso del transporte moderno, la tecnología, la especialización en el trabajo son factores, también.
Si tú deseas tener un porcentaje de grasa bajo, tenemos buenas noticias. Es relativamente simple (no fácil, ni rápido) reducir tu porcentaje de grasa corporal y llevarlo a niveles considerados saludables. Es una cuestión de reducir tu ingesta calórica y, por otra parte, no elevar tus niveles de glucosa en exceso en cada comida.
Para lo anterior, ayuda mucho comer varias veces al día (entre cuatro y siete) raciones pequeñas de alimentos naturales (no procesados). Si tu dieta es rica en proteínas y verduras, no tendrás mucho problema en bajar de peso (de grasa) y conseguir niveles normales.
Pero si tu intención es que la mayoría de tus músculos estén visibles bajo tu piel y tener un cuerpo muy delgado, las cosas cambian. Llevar una dieta norma podría no ser suficiente. Tu herencia genética podría tener mucho que ver aquí.

HombresMujeres
Grasa mínima saludable3-5%9-15%
Atletas5-15%15-20%
En buena forma15-20%20-25%
Promedio20-25%25-30%
Obesidad+25%+30%

Un porcentaje de grasa  inferior al 15% en hombres y 20% en mujeres se logra (excepto pocos casos en los que la genética ayuda) con mucha disciplina y conocimientos.
Si esta es tu meta, deberás ser más estricto con la calidad de tu dieta. La comida confort o chatarra podría aparecer sólo en una comida a la semana o menos. Y tu entrenamiento físico deberá ser más intenso y completo. Sin embargo la clave está en la alimentación.
Si ésta es tu meta, te sugerimos que consultes con un profesional cuanto antes. Los hábitos y los esfuerzos que deberás realizar podrían llevarte a prácticas y estados no saludables que podrían poner en riesgo tu salud y hasta tu vida.
Definitivamente, te recomendamos alejarte de fórmulas mágicas, productos milagro y sustancias ilegales. No te llevarán a donde tú quieres en el largo plazo.
Con información de la Rev. CorpoSano
Con la tecnología de Blogger.